Amores de concierto.



09:00 AM.

El frío ya no se notaba tanto, quizás porque el último café a medias con su mejor amiga lo había apagado un poco. Era mala idea andar solo con jeans y una chaqueta en pleno Julio pero no podía pretender correr con tantas cosas en las manos, su cámara y su teléfono eran suficientes.

Sonó el reloj, el miró la ventana que mostraba el cielo nublado, ‘’al menos no me molestará el sol’’ pensó. Le dolía la cabeza, consecuencias de la noche anterior, de la fiesta, de la vida. Se metió sin mucho apuro a la ducha y dejó que el agua lo trajera de vuelta a la vida, necesitaba todos sus sentidos intactos para la noche que se avecinaba.


11:00 AM

Tenía hambre y todo señalaba que en cualquier momento se ponía a llover, era la primera de la fila y aunque esta no era muy larga eso la reconfortaba, solo esperaba verlo un poco más cerca que el resto. Su amiga la había dejado sola un par de minutos para ir a comprar comida, les esperaba un día largo, quizás bajo la lluvia.

El se sentó a tomar desayuno frente al hotel donde se hospedaba, un café y un sándwich para seguir moviéndose hasta que llegara la comida del día con algún gentío importante. Aun dentro del café sintió frío, pensó si ya había gente fuera del Arena donde tocarían.


01:00 PM

La lluvia le recorría el cuerpo, ‘’lo que menos me importa ahora es enfermarme’’ le dijo a su mejor amiga que se cubría con una revista. Pensaba en como estaría su maquillaje en ese momento, si aun se vería bien después de quedar totalmente empapada, en general no era así de superficial, pero esto era casi una cita para ella. Se terminó de comer las papas fritas que le había traído su amiga y se sentó a esperar, quizás a que parara la lluvia, quizás a que esas 8 horas que faltaban pasaran más rápido.

Se tomó un café con sus amigos antes de irse al Arena a hacer su prueba de sonido, a el le encantaba ver la lluvia por la ventana, sonaba hermoso. Las conversaciones fluían sobre las expectativas de la noche, las novias de sus amigos decían que todo saldría bien, el en cambio se limitaba a tragar su café, esta vez estaba solo y más nervioso que nunca. Se puso su chaqueta mientras su manager hablaba por teléfono como si fuera el último día en la tierra, sonrió y partieron.


03:00 PM

Escuchaba atenta la prueba de sonido desde afuera aunque el sonido de la lluvia cubría gran parte de lo que podía oír, se sentía feliz, mojada y con frío pero feliz. Quería esperar a que dieran las 9 y pudiera escuchar al fin a los mismo que escuchaba camino al trabajo en su iPod, a los mismos que la acompañaban cuando lloraba sola en su casa, a los que almorzaban con ella, a ellos.

Habían ensayado tanto que ya tocaba por inercia, para el ya no había errores y ya disfrutaba cada acorde que hacía salir de su guitarra, la preocupación no existía. Bajó para terminar de arreglar el setlist junto al resto de la banda y escuchó el murmullo del jefe de seguridad, ‘’voy a ver si pueden entrar antes, no es mi culpa que llegaran a las 7 de la mañana y estén con neumonía’’.


06:00 PM

El hambre y el frío ya se hacían insoportables, parecía como si la lluvia le estuviera taladrando los huesos. Un guardia les había pasado unos trozos de plástico para taparse del agua pero aún así estaba mojada hasta la ropa interior.

El se daba vueltas por el lugar, no tenía nada que hacer hasta las 9 y el aburrimiento lo estaba matando. Salió a fumar y vio la larga fila de chicos con camisetas con de nombre de su banda mojados, sintió un poco de pena por ellos, sintió que tal vez ellos se estaban sacrificando demasiado y sintió la necesidad de compensarles al menos con su música. Las horas se le hacían eternas.


08: PM

Abrieron las puertas. Ella corrió a todo lo que le permitían las piernas, estaba helada y el calor recorrió su cuerpo en un segundo. Mientras todas las chicas se peleaban por quedar en frente del vocalista ella se puso feliz frente al micrófono del costado, sabía que ahí estaría el, tocando guitarra solo para ella.

El solo pudo escuchar los gritos de euforia de las chicas que corrían con desesperación, los nervios se acrecentaron y solo ahí estuvo consciente de lo que se venía.


09:00 PM

El se colgó la guitarra. Ella se afirmó con más fuerza de a reja.

Se apagaron las luces.

El salió junto con el resto de la banda e hizo sonar fuerte las cuerdas de su guitarra, dándole punto de partida a la primera canción de la noche.

Ella gritó de emoción, ya no se podía contener más.

El la miró, mojada, con el pelo empapado, sonriente y bonita, en ese momento decidió que toda su noche y todo lo que tocara ese día sería para ella.

Ella lo miró y le sonrió, el ahí, perfecto para ella y perfecto en lo que hacía, en ese momento ella decidió que cada grito que saliera de su boca sería para el.


12:00 AM

Terminaba el show, jamás habían tocado tanto.

El la miró y le lanzó su uñeta, ella la atrapó con una destreza increíble, solo pudieron sonreír.

El se fue al backstage a celebrar, ella iba a la salida empujada por los guardias.

-señorita…

-si?- dijo ella dándose la vuelta-

-se la manda el guitarrista- dijo entregándole una chaqueta- dijo que iba a hacer frío afuera-

Ella le agradeció entre lágrimas, era casi tan perfecto como una cita, para ella lo más importante de su vida, para el una chaqueta menos y algo muy parecido a un amor de micro, un amor de concierto.


Con la tecnología de Blogger.