Simplemente #BacánGepe.


Daniel Riveros, este chiquillo que partió sin que nadie lo conociera y ahora es un personaje icono de la renovada música nacional. Tímidamente y casi por hobby empezó a tocar con un amigo formando Taller Dejao. Muy pocos conocen este proyecto de Daniel, casi nadie. Y si los fans nuevos quieren saber más de su carrera, aun hay dando vuelta unos discos de Taller dejao, así que partió a google.
Me acuerdo cuando un día prendí la tele, después de llegar del colegio, y me tope con este vídeo, obvio, en mejor calidad y cuando en la tele daban música.


Yo creo que si busca la palabra "simplicidad" en el diccionario, encuentra la cara de Daniel. Una simplicidad que incluye todo, buen sonido y una buena poesía. 
Luego me mantenerse por varios años con su guitarra de 5 cuerdas y en plan de trovador, el 2012 nos deja vuelto loco, una apuesta distinta y original. Un gran riesgo que paso la prueba e incluso les trajo grandes dividendos en el ámbito escénico.
Cualquiera hubiese pensado que con esta nueva propuesta sus fans que había ganado iban a emigrar, pero no, atrajo más. Aun que algunos de esos fans no conozcan más allá de fruta y té, no importa, son fans igual.
Su presentación en viña es el resumen de largos años de trabajo y perfección, la guinda de la torta. Desmostando que sus show en vivo contienen una puesta en escena fantástica. Con toda la parafernalia que se ve en el escenario, sigue con esa simplicidad con la cual comenzó, no la ha perdido, y eso es bueno, muy bueno.  

Y ya que estamos en aqui, escuchemos su exitosa presentación en Viña del Mar. #BacánGepe. 




Con tecnología de Blogger.