El vaso medio lleno: Teletón.



Cada vez que empieza una nueva campaña de teletón salen algunas personas diciendo "El mejor negocio de don Francisco", "Se aprovechan de los discapacitados para lucrar" y tantas otras cosas que ya me se de memoria y que ya aburren de escuchar. También salen algunas teorías de quien gana más plata con la campaña y que casi la teletón es un negocio de narcos.

Quizás todo eso sea cierto o quizás no, pero la Sociedad pro ayuda del Niño Lisiado en conjunto con Mario Kreutzberger dan a conocer que el país también tiene habitantes que requieren ayuda, habitantes que hasta ese entones se mantenían ocultos, sin que nadie se enterara que la discapacidad existía en Chile. 

Podemos concordar que en la transmisión se ve el "festival de marcas" luchando por tener un espacio de publicidad. En donde Ripley le saca provecho a los intereses de la tarjeta, en donde quedan regalados por pagar menos impuestos gracias a la donación. Es lo feo, lo que empaña la verdadera razón.

 En más de una vez he ido a darme una vuelta a un centro teletón, en donde puedo ver, con mis ojos, que la ayuda existe. Puedo ver que mi donación esta siendo bien ocupada. Es una invitación que le hago a los incrédulos, a los que creen que los millones que se recolectan se van a los bolsillos de otros, para los que creen que se usan a los discapacitados para hacerse millonarios. Los discapacitados existen y son atendidos para que puedan convivir con una sociedad que casi no los respetan. 

Creo que los que dicen que la teletón es una mentira, un negocio turbio o distintas cosas, son esas personas que no miran al lado, son esas personas que no le dan el asiento a una embarazada en la micro, son esas personas que ocupan el estacionamiento para discapacitados. Son esas personas que viven es su burbuja de perfección y de bienestar. Lamentablemente, para esas personas, hay gente que le cuesta un poco caminar, que hay que cederle el puesto en la fila del supermercado. Pucha, si te molesta, inventa un país en donde puedas vivir solo. 

Hace poco la ONU emitió declaraciones en contra de teletón, cuando ellos están con los brazos cruzados mientras mueren niños de hambre, por bombardeos, guerra, etc. Con que cara. Se quedan en conversaciones y cero acción para evitar muertes. 

Un niño puede estar toda su vida asistiendo a un centro para rehabilitarse. Imagínate la cantidad de implemento y recursos que se deben usar para que el tratamiento sea efectivo y eso multiplicarlo por muchos, por cada región del país. Es mucha plata, y solo con aportes solidarios se lleva a cabo esta acción. 

Ojala este año se llegue a la meta sin problemas, para que más centros se puedan construir, para que cada persona pueda recibir su tratamiento de mejor forma. No cuesta nada meterse la mano al bolsillo y colaborar con algo que quizás a uno le pueda servir.

Se desconoce lo que se hace con el cien porciento de lo recaudado, pero de que se ayuda, se ayuda. 
Con tecnología de Blogger.