Saquen sus rosarios de nuestros úteros.

                                                                                      Foto de algún rincón del país 

Durante estos días he estado leyendo sobre un tema que ha revolucionado al país desde 1930 más o menos (Si, fuera de exageraciones se ha discutido por años) Me refiero al Aborto. Durante este último tiempo se ha hablado de legalizar el aborto, como siempre están los pro vida y los que están a favor de que sea aprobado.
En esta oportunidad me tomaré la libertad de expresar mi opinión en torno al asunto, partiré primero por referirme a los pro vida.
Señores (as) que están en contra del aborto ¿Si el feto en cuestión es inviable, pone en riesgo la vida de la madre o es producto de una violación; no creen que sería mejor que no nazca? ¿Prefieren que una mujer que fue violada viva por el resto de su vida con el recuerdo de la agresión al ver todos los días a ese hijo? ¿No prefiere que los abortos que ya se hacen en el país sean en un lugar salubre y calificado para estas prácticas en lugar de los abortos clandestinos? Podría seguir dando ejemplos o situaciones que son reales (Recuerde que Narnia y mundos perfectos solo están en los libros) pero no quiero dar muchas vueltas para llegar a lo que quiero decir. No crea que por si se aprueba la ley de aborto el mundo llegará a su fin, que se caerá el cielo, el mundo se degenerará o las violaciones no serán juzgadas. Todo seguirá normalmente.


A los que están a favor de del aborto: Siempre hay que ser consecuentes con nuestros actos, de aprobarse la ley no significará que las mujeres podrán quedar embarazadas y abortar las veces que se les antoje. Todo será regularizado como cualquier operación.

Resumiendo: Somos libres de pensar, creer y hacer lo que se nos antoje con nuestros cuerpos (Recalcando que debemos ser responsables). Nadie nos puede obligar a abortar o no, la decisión va en nosotras y lo que consideremos será mejor. 


Con la tecnología de Blogger.