Álvaro Henríquez ordena los discos de Los Tres desde el peor al mejor.



Álvaro Henríquez se conoce como un hombre bien directo para decir las cosas, no se va con rodeos, y en esta oportunidad se sincera con su propio trabajo. En una nota para la pagina noisey ordeno toda la discografía de Los Tres desde la peor a la mejor.

Se remata el siglo.

"El tratamiento que en el fondo le dimos a las canciones no fue el correcto. Estábamos con un productor designado, algo que en ese tiempo se usaba mucho en las disqueras. Era común que a un grupo joven le impusieran un productor y bueno, ese productor tenía un gusto horrible. Fue un disco en el que me costó mucho trabajo convencer al productor de que nosotros queríamos tener un sonido determinado y ellos lo llevaron hacia otro lado". 


Coliumo.

"Si bien es un disco con canciones muy bonitas, son la minoría. Y no quiero decir que el resto sean malas, pero son canciones que no me gustaría volver a tocar en vivo, por ejemplo. Como es un disco doble, son 16 canciones, de las que rescataría tal vez cuatro. Un porcentaje tan pequeño te dice que no es nuestro mejor disco".


Hágalo usted mismo.

"Todo lo que hago con Los Tres también es muy personal, pero cuando te separas un tiempo y luego regresas, la máquina se oxida un poco. Entonces uno hace el trabajo, pero tal vez no con la rudeza con la que debería de hacerlo. Estamos muy acostumbrados al formato del LP y a veces metes canciones que no deberían de estar ahí. Aquí hay canciones que yo no habría puesto, pero en las discusiones que surgen entre la disquera, el productor y nosotros mismos, al final uno cede. La actitud también se oxida". 


La espada & la pared.

"Así como acepto que hay discos malos, creo que de aquí en adelante son trabajos muy bien hechos. Los que mencioné anteriormente podría decir que son los pocos que tienen estas fallas. Pero aquí ya es más complicado (...) Sigue siendo un muy buen disco, que tiene canciones muy importantes para nosotros como “Déjate caer”, “Hojas de té”, etc., pero aún así le encuentro algunas fallas. Al menos comparado con los que vienen por delante".


Los Tres.

"Hay gente que me dice que este disco es increíble y claro, es un disco con canciones muy buenas, pero otras no tanto. Hay temas como “En Jamaica” en los que apenas estábamos aprendiendo a hacer música, entonces no son completamente de mi agrado. Suenan bien y demás, pero las pienso como canciones de adolescente".


Por Acanga.

"Los discos pueden ser de hace cincuenta, treinta, veinte años o de hace un mes y uno inmediatamente sabe si puede competir con los otros, y éste sí compite. Está en la misma liga. Y es curioso, porque el último antes de éste lo habíamos hecho en 2010, entonces nos tardamos cinco años, no en hacerlo, pero sí en decidir cómo iba a ser. Yo tenía muchas canciones escritas y ahí sí fui muy perro entre lo que entraba y lo que no".


La sangre en el cuerpo.

"La sangre en el cuerpo es un muy buen disco. De comienzo a fin. Pero... tiene algunas canciones un poco extrañas. Lo que a mi parecer también lo hace más interesante, pero hubo temas como “Caudillo de congrios”, por ejemplo, que fueron un poco extraños. Sin embargo, insisto que éste es uno de los muy buenos discos que hicimos".


Fome.

Creo que es por el momento en el que fue grabado. Fue un momento irrepetible, por la edad que uno tenía, las letras que nos interesaba escribir. Es un disco que tiene esa urgencia, un disco bastante rudo, sobretodo. Podría decirse que está bastante desprovisto, no tiene mucho ropaje. Más garage como tal. Y con muy buenas canciones. Es una colección de canciones muy buenas. Un disco sin buenas canciones no puedes defenderlo, pero éste creo que está lleno de ellas. Y me da gusto que la gente lo aprecie, porque en su momento fue muy criticado por la prensa —mi gente conocerá cómo son los periódicos chilenos, pero ellos lo apreciaron. Es un disco que se pasa muy rápido y así queríamos que fuera. Si a alguien no le había quedado claro cómo éramos nosotros como grupo, en este disco les quedó clarísimo.

Con la tecnología de Blogger.