John Lennon: Violento, alcohólico, infiel y drogadicto.


John Lennon es uno de los personajes iconos del pacifismo y el respeto entre los pares, pero a medida que han paso los años nos hemos dado cuenta que tan santo no era. La imagen de Lennon, a pesar que sigue siendo uno de los lideres de la paz en el mundo, hay versiones que dicen lo contrario. Han salido distintas entrevistas, documentos y libros que indican que John paso por echos de alcoholismo y drogas que lo llevaban a ser una persona violenta. 


Algo que muchos desconocen y que estuvo oculto por bastante años. Pero llego el momento de que la primera esposa de Lennon hablara y revelara todo lo que no se conoce de este personaje que durante sus últimos años de vida andaba con la banderita de la paz, algo que cuando niño al parecer no tuvo. 


Cinthya Powells antes de morir soltó algunos datos de la personalidad de John Lennon. Dio entrevistas y escribió un libro en donde narra las agresiones que le daba Lennon en la cual son testigos Dorothy Jarlett, la empleada de la familia y el abogado quien redacto un texto que abala lo que tuvo que soportar Cinthya.  


Jarlett asegura que los cambios en el hogar de los Lennon se produjeron "unos meses después de que él comenzara a consumir drogas (...) Lo sé porque empecé a encontrar droga en diversas partes de la casa. Resultaba claro para mí que el señor Lennon fumaba marihuana. Todos esperábamos que fuera una fase (...) Hasta el verano de 1967 pensaba que la casa era razonablemente feliz. Desde hace un año, el señor Lennon no parece tan dispuesto como antes a llevar con él a la señora Lennon a diversas actuaciones, grabaciones en el estudio, etcétera (...) la atmósfera parece que ha cambiado, parece que hay más tensión. La señora Lennon está con frecuencia deprimida e infeliz.



Pero no tan solo Cinthya Powells fue agredida por Lennon, también su hijo Julian que en ese entonces tenia cinco años, igual recibió algunos golpes de parte del músico. "Enfocaba la cuestión de la paz desde un punto de vista comercial ya que una cosa era lo que predicaba en sus canciones y otra lo que hacía en familia" fue lo que dijo Cinthya en una entrevista en el marco del libro "John" en donde cuenta muchos detalles de las agresiones verbales y los celos empedernidos que lo llevaban a perder la razón. A causa de los maltratos, Julian desarrolló un rencor contra su padre, del que se liberó en parte, en el 2009, cuando lo perdonó públicamente. 


Powells afirma, mientras ambos estaban en la facultad de arte, John se puso celoso después de verla bailar con su amigo Stuart Sutcliffe, uno de los primeros miembros de los Beatles. "Al día siguiente, en la facultad, me siguió hasta el baño de mujeres. Cuando salí, me estaba esperando con su cara de enfado. Antes de que hablara, levantó el brazo y me golpeó en el rostro", escribió Cynthia, que agregó que su entonces novio tardó tres meses en pedirle disculpas y que nunca más le pegó. 


John Lennon tuvo una infancia muy dura, una infancia que las retrata en las desgarradoras canciones "Mother" y "Julia". “Tuvo una niñez traumática por la ausencia de un padre, un marino que sirvió durante la Segunda Guerra Mundial, que lo abandonó. Luego Julia, su madre, al verse sola, lo dejó al cuidado de Mimi, su tía. Pero lo que más lo marcó fue la muerte de su madre, atropellada cuando él tenía 16 años" cuenta Eduardo Salvador, un beatlemaniaco quien ha seguido por muchos años la vida de The Beatles. 



Las infidelidades de John Lennon eran recurrente, y una de las amantes era Yoko Ono, quien es una de las principales protagonistas de la separación de Powells y Lennon. En el documento escrito por Jarlett cuenta que encontró al músico en la cama con Yoko Ono durante una jornada en la que Cynthia se encontraba de viaje. Durante la lucha por la separación Julian se queda con su madre mientras Lennon y Yoko Ono se fueron a vivir a Nueva York "lo hicieron para huir de la acusación de posesión de marihuana en el Reino Unido y para vivir de forma anónima" Expone la primera novia de Lennon.


Parece que los traumas de niños fueron aflorando a medida que crecía y se desarrollaba como persona. El hombre detrás de "Give Peace a Chance" tuvo una vida en una montaña rusa de emociones en donde su niñez no fue buena, se desquito en su juventud y termino "arrepentido" brindando paz a quien se cruzaba por delante.  



Con la tecnología de Blogger.