Javiera Mena siempre ha estado al siguiente nivel.



Como dijo Carolina De Moras en su presentación, Javiera Mena lleva más de diez años de un largo trabajo en donde no estaba spotify, en donde youtube era raro y en que las radios no pasaba nada de nada.


Sin ser la
"Mena" que conocemos ahora, el Diario Clarín en ese entonces la catalogó de "Amazona del pop global" cuando en chile pocos conocían su trabajo que realizaba con Prissa. Quizás todos escuchamos la banda sonora de la película de Fuguet "Se Arrienda" pero tampoco nos dimos cuenta que ella estaba ahí.  Con el tiempo supimos que la intérprete de "Cámara lenta" era ella.


Reconocimientos en Europa, nominaciones a los gammys y cuantos premios que en la noche de festival pone a Javiera Mena en un especie de lugar importante de los mejores números que ha tenido el certamen. 


Una noche para olvidar, muy extraña. Cantantes que si no fuera por el playback no son nada, humoristas que dan pena y un
"Don" que lleva cinco minutos antes de que comience su show. Entre tanta decadencia se instala una mujer que no brilla por su calidad vocal pero con el real significado del espectaculo. Es show de verdad que tiene de todo y cada elemento brilla. Las luces, visuales, bailes, letras y melodias.


Siempre el chileno saca la cara por su trabajo, el show de Javiera le da mil patadas en la raja al resto que estuvo dentro de ese cartel. Años de animato y de esfuerzo que anoche se hicieron notar. Con todo el corazón. La joya es Javiera Mena.  






Con la tecnología de Blogger.