Más penca que el tributo de Gaga hacia Bowie.

Se realizó una nueva versión de los Grammys y en este evento que de inicio a fin estuvo más fome que radio teatro de mimos, pero ese no es el punto al cual queremos llegar.


Con la muerte de Bowie era obvio que evento que se realizara en adelante iba a ser homenajeado y en los Grammys la encargada fue Lady Gaga. Esta chiquilla siempre ha dicho que es fans de Bowie y que fue unos de sus artistas de los cuales es su referentes. 


Clásicos de clásicos fueron interpretadas por Lady Gaga y además las canto con el gran Nile Rodgers, el pilar fundamental en la carrera de Bowie. 


El problema de este tributo es que a gran parte de la audiencia no le gusto. No se discute el desplante, la calidad vocal y todo el talento que tiene Lady Gaga, pero el tributo fue "mucho ruido y pocas nueces".


Mucha parafernalia y poco corazón. Este tributo se armó y se pensó para que la cantante se diera color un rato. Antes de la presentación se mostró un vídeo con los preparativos del show en donde se veía una marca de una empresa de computación que igual fue parte de este "tributo" que se hizo para pasarse a caca. 






Con la tecnología de Blogger.