Entrevista a Katherine Ross, directora del documental 4Ramas 4Armas.



Un grupo de jóvenes Santiaguinos ocupan las cuatro ramas del hip-hop para lograr una sociedad con oportunidades y poder salir del estigma que tienen las poblaciones, las cuales no cuentan con ningún recurso económico y comodidades, pero conscientes de la actualidad en la cual se encuentran. Una gran desigualdad. 


El rap, el grafiti, el breakdance y el discjockeo son las cuatro armas para crear conciencia, sacar a la luz una perspectiva alternativa de la historia y el vigente orden neoliberal, y crear una nueva identidad para sí mismos como pobladores.


Es lo que muestra el documental 4Ramas 4Armas de Katherine Ross, en donde sigue a un grupo de jóvenes que solo con autogestión, educación limitada y sin ningún apoyo para lograr culturizar una población de la capital chilena. 


Katherine Ross es cineasta independiente que vive y trabaja desde hace diecisiete años en Santiago de Chile. Originalmente de Chicago, Katherine obtuvo su licenciatura en cine y video de la Universidad de Michigan y realizó talleres en cinematografía y cine documental en la Escuela Internacional de Cine y Televisión en Cuba. 


¿Cuál fue la motivación para comenzar a grabar el documental?


Cuando llegue a Chile en el 98´ de Estados Unidos, muy luego vi que estaba todo taggeado Santiago, y eso me llamó mucho la atención, porque los tag de los grafiteros en Estados Unidos no se ve tanto, hay más represión y tampoco tenia idea que que en chile se usaba. También comencé a escuchar las letras de algunos raperos de la época y me inspiro mucho lo que escuchaba, la calidad de denuncia, también la profundidad en que entendían todo lo que estaba pasando viniendo de gente joven, eso era super impresionante. Eso me motivó a investigar, a comenzar a filmar, llegaba mucha gente interesante que conocía y se fue dando así. Lo que veía en la juventud fue la inspiración para lograr esto. 


¿Como fue el proceso de grabación? ¿Cuanto te llevo grabar todo el documental?


Las primeras grabaciones fueron en el 2000, pero eran más como investigaciones, conociendo gente y así aprovechaba de tener la camara prendida. El fuerte es en el 2002 y el 2008, y ya el 2008 dije "nada más" porque podría haber seguido filmando eternamente, y despues cinco años de edición. Fue muy difícil contar una historia, quise que se viera una comunidad en sí, no como anónimos cada uno, sino que se viera el gran trabajo de esta comunidad. Y creo que con los años me di cuenta hay mucha unión, hay una unión inherente que los mismos raperos no perciben, piensan que esta todo sin union, mucha envidia y lo que yo veía era que estan todos hablando en el mismo idioma y están todos trabajando, sacándose la cresta para esta cultura, entonces eso fue interesante para mi. Que había una unión pero uno mismo no lo percibía y lo importante es que no, que se den cuenta que es una gran comunidad. 




¿Como has visto la recepción del público con el documental?


Ha sido muy bueno, ha sido muy difícil convocar por que yo soy pésima en la publicidad, no me manejo mucho en eso, entonces siento que han llegado una buena cantidad de gente a las salas en las cuales se exhibe. Ha sido muy llenadora la recepción de la película, sobre todo de la gente del hip-hop. Todos me dicen que se sienten muy representados y con eso soy feliz. 


La película se ha mostrado en el Cinebodega Film Festival en Los Angeles, EEUU, el Festival Internacional de Cine Independiente de Mar del Plata, Argentina, el London Latin American Film Festival en Inglaterra y el Festival Internacional de Cine y Documental Musical de Chile IN-EDIT, donde obtuvo una mención honrosa.


Con la tecnología de Blogger.