La relación de Chris Cornell con Chile.


El debut de Chris Cornell en Chile, se realizó el 10 de diciembre del 2007 en Espacio Riesco. Un show que tiempo después fue catalogado como “uno de mis mejores shows” en palabras de Cornell, recogida de una entrevista en el diario La Tercera. 


Un día Lunes por la noche, en un recinto que es tildado como uno de los peores en temas acústicos y Dandy Warhols y Phoenix como teloneros.  Fueron casi tres horas en donde Chris Cornell interpretó temas de Soundgarden y Audioslave, con guiños a Led Zeppelin y Michael Jackson. Un show que lo cierra con el clásico de 1969 “Whole lotta love”.



Dos años después, un 25 de Marzo del 2009, en un país en donde los grandes nombres de la música mundial se acostumbran a venir a un territorio alejado. Peter Gabriel, Mike Patton, Blondie, KISS y el debut en Chile de Radiohead.


En el marco del Pepsi Fest, Chris, vino con un proyecto más electrónico. Pero sin dejar de lado sus clasicos como “Like a stone”, “Fell on black days” ni “Black hole sun”.


El 2011 fue un momento que quizás, para algunos, quedo marcado en el corazón. El 12 de noviembre nos enteramos que éste país es más que un lugar para venir a tocar y disfrutar del mundo de la música. Chile es un país que le entrego un gran amigo, que fue fundamental para el desarrollo de su carrera como solista, y de manera de agradecer, invita al festival Maquinaria a Alain Johannes. Un músico chileno que en el documental "Unfinished Plan" queda demostrado su gran aporte para grandes músicos y pilar fundamental de Red Hot Chili Peppers, Pearl Jam y Queens of the Stone Age.



En los 90´ comenzó su relación entre Chris, Johannes y su novia Natasha Shneider. Los que le dieron el primer empujón para su carrera solista tras más de una década al mando de Soundgarden.


"Euphoria morning", el primer álbum solista de Cornell, donde Johannes aportó componiendo, produciendo y grabando diversos instrumentos. “Fue una cosa natural, no quería audicionar gente que no conocía, prefería hacerlo con cercanos”, explicaba Cornell durante la promoción del LP.


Una amistad que se fortaleció tras el fallecimiento de Shneider, en 2008. “Sobrevivir a esa pérdida fue uno de los mayores desafíos que Alain ha enfrentado” declarando en una entrevista para el documental. 


Y para entregar un abrazo y unas palabras emotivas, aprovecho su venida al festival Lollapalooza el año 2014.



El 28 de noviembre de 2016, en un escenario intimo, el Teatro Municipal, hizo un repaso de "Higher truth" su último disco. Sumando canciones de Prince (“Nothing compares 2 U”), Bob Dylan (“The times they are a-changin’”), Led Zeppelin (“Thank you”) y U2 (“One”), acompañado del chelista y tecladista Bryan Gibson.


Esa fue su último show en Chile, en donde demostró todo su talento relacionado con su lugar de origen, Seattle.



Con la tecnología de Blogger.