De esta manera funciona el impuesto a Netflix en distintas partes del mundo.


Mucha comezón ha causado la propuesta del ministro de Haciendo Felipe Larraín, a las distintas plataformas online como Uber, Spotify, Netflix, etc. "Si le gusta ver series en Netflix va a tener que pagar el IVA", forma de la cual explica la nueva norma que quiere llevar a cabo. 


Esto no sólo pasa en Chile. Hasta hace poco, en Argentina ya se paga impuesto por estas plataformas y de igual forma causaron un poco de polémica. Los usuarios deben pagar un 21% sobre la suscripción a Netflix, al igual que en Colombia (19%), Australia (10%) y algunas partes de Estados Unidos (entre 6% y 9%).


Colombia tiene este cobro desde el 2016, funcionando como un impuesto a la transacción. Es decir que, ya que el pago en este tipo de plataformas se hace a través de tarjetas de crédito, se hiciera una retención para que ese pago hecho por el usuario no llegara en su totalidad a la plataforma. 


El discurso de todos estos países, sumando a Japón y Nueva Zelanda, es que las empresas nacionales no queden en desventaja frente a las empresas extranjeras que venden productos equivalentes en el país. Pero todos los países meten en el mismo saco a todos los servicios, igual que el ministro Larraín, que no se sabe el nivel de tributación que tendrá que hacer, ya que estas plataformas tienen distintos modelos de negocios. Por ejemplo, Netflix o Spotify, se basan en suscripciones, pero Uber es un servicio on demand, que a medida que se usa, se paga.


A pesar de las alzas que a tenido Netflix anteriormente y los posibles impuestos, esta plataforma sigue siendo la más barata en relación a la "competencia", como los operadores de cable. Y el modelo de negocio sigue siendo favorable para estas empresas, como es el caso de Uber y Cabify, que son las empresas de transporte más grandes del mundo y no tienen ningún vehículo.


Una idea que quizás podría seguir Chile. La Unión Europea, plantea el cobro adicional para plataformas de video y el impuesto va destinado a la contribución al cine europeo. Esto entraría en vigencia dentro de dos años y se trata de un apoyo para la producción cinematográfica de Europa. 






Designed by OddThemes | Distributed By Gooyaabi Templates